martes, 25 de febrero de 2014

Crónica Maratón de Sevilla 2014


-->
El domingo mientras iba en coche hacia Sevilla para correr la maratón, me di cuenta de que sería mi sexta participación. Aunque si sumamos los 6 ironman...sería la doceava vez que correría esa distancia.
Doce veces en correr esa distancia no te ofrece garantías de éxito, pero si te da mucha experiencia...sobre las sensaciones, para afrontar los malos momentos que puedas pasar, saber adaptarte y cambiar la estrategia, conocer tu cuerpo y las señales que te manda..... Todo eso no se puede enseñar, hay que vivirlo..... esa experiencia contribuyó en gran medida a que hiciera un buen tiempo en la carrera.

El objetivo era ser valiente, arriesgar ( con cabeza) e intentar hacer 2h50. Pasar la media maratón sobre 1h25 e intentar doblar perdiendo lo menos posible. Esa teoría decía que 2h52 mas o menos sería la marca......pero eso es la teoría....en la practica pasó lo siguiente:

Comienza la carrera y acompañado por Rafa y Hector afrontamos los primeros metros. Nos encontramos perfectamente situados en la parte delantera de la salida, así que apenas hay aglomeraciones ni adelantamientos. A los pocos metros vemos como Juanjo y Clavaín se alejan imprimiendo un puntito más al ritmo ( cosa que ya sabía que harían a tenor de sus buenos entrenos y estado de forma). A los pocos metros nos da caza Quini ( el hombre a seguir). Dias antes habíamos planificado la estrategia y mi plan era seguirlo a él. Tiene muchísima calidad, aunque es triatleta, “ mamó “ el atletismo desde pequeño y eso le da un par de puntos por encima de los que aprendimos a correr tarde.
Primeros km sobre el rimo estipulado de 4' -4,03 el km. Otro amigo, Alberto Estrada se une a la grupeta ( está muy fuerte, pero es su primera maratón y decide no arriesgar en demasía).
Empiezan a pasar los km y me noto raro, ahí se que ya no voy a hacer 2h50. Me conozco y las sensaciones son de ir cómodo pero no voy tan fácil como quisiera, “ vamos a 4'” me digo, pero pensaba encontrarme con mejores sensaciones al principio. Me doy cuenta también que a Hector y a Rafa les pasa lo mismo.....intento quitarme ese pensamiento y centrarme en los compañeros, el público los discípulos que vienen detrás.....

Pasamos la media maratón en 1h26 clavada y las sensaciones no han variado, cómodo pero no fácil... pienso “ ale hoy es el dia de darlo todo, hay que seguir”. El ritmo parece que se aviva un pelin o soy yo que voy mas forzado, no se.....pero seguimos.

En el km 25 tengo que parar a mear...ya no puedo mas!!!, a sabiendas que perdería el grupo... a esa misma vez hector me dice que busca un water...ufff “ mala señal” pienso. Los tengo a unos 150 metros y poco a poco los voy pillando corriendo un pelín debajo de 4'. Pero el grupo se va resquebrajando. Rafa se queda un pelín y quini se aleja poco a poco con “su liebre”. Paso a Rafa, que por el ritmo al que va veo que está empezando a sufrir e intento mantener el ritmo crucero solo. Sigo a 4'el km hasta el km 30.

No se si por el tema psicológico del km 30 o que, empiezo a encontrarme mal a pasos agigantados...dos km muy malos...aunque miro el garmin y marca entre 4,10-12. Las sensaciones mejoran pero ya el ritmo se mantiene, no logro volver al ritmo crucero de 4'.

El parque de Maria Luisa y la plaza de España me da alas, viendo a Roberto Limón y Juanpe, preparado con el avituallamiento “especial” ( Gracias!!!). A partir de ahí empiezo a sufrir, pero se que viene la parte más bonita de la prueba y hay que reponerse, mirando a la gente y disfrutando de la zona centro de Sevilla. El paso por la catedral es impresionante y la gente te lleva en volandas....seguimos sobre 4,10-12.

En el km 36 pillo a Alberto Estrada....me sorprende verlo, estaba muy fuerte,...pero la maratón es así.... Lo animo a que me siga “ yo voy frito también, vamos!!!” le digo....las piernas comienzan a bloquearse y los amagos de calambres están muy muy cerca. Tiro de experiencia, acorto la zancada y aumento la frecuencia....km 38...”ya lo tienes vamos!!!! “ me digo. Voy Con esa zancada pequeña mi ritmo decae sobre 4,20-30, pero si abro la zancada aparecerá el calambre y tendré que parar. Voy sufriendo, pero mejor que en el km 32, seguramente porque se que la meta está cerca.

Nos acercamos al estadio y hace rato que no miro el reloj ni pienso en el tiempo final, solo en dar zancada pequeña y lo más rápida posible....entrada en el estadio...siempre es especial. Al contrario que muchos que me pasan, no aprieto, intento disfrutar del momento en vez de ganar 5” y llegar extenuado. Para correr ya he tenido 42km....toca disfrutar del estadio y sentirte único!!!...

Encaro meta y veo 2h 56....”bien, no está nada mal”.

El amigo Francisco Mora Farfán ( vaya carreron que hizo), me da el primero de los muchos abrazos y felicitaciones que nos damos entre todos los amigos. Esto es el maratón y todos sabemos que independientemente del tiempo que hayamos hecho lo hemos dado todo, y así se lo reconocemos a los demás.

Ya en frío creo que ha sido muy buena marca, como dice quini, “somos triatletas, no lo olvides”. Me he dado cuenta de que para correr sobre 2h50 o menos....hay que centrarse mucho en la prueba, dejando un poco de lado el triatlón. Y eso de momento....es Inegociable ;)

Pero lo mejor del día...fueron esos momentos pre y post maratón rodeado de todos los amigos. SOIS MUY GRANDES!!!!!
Saludos a todos!!!!....a seguir!!!!

video

viernes, 21 de febrero de 2014

2h50...puedo,puedo,puedo....


2 días para la maratón….ya ha llovido desde mi primera participación en la mítica distancia, Madrid 2001. Aunque hay una cosa que no ha cambiado en nada…la ilusión y las ganas de seguir disfrutando de este tipo de pruebas. Comprobando como uno va mejorando con los años y recogiendo los frutos del esfuerzo, constancia, compromiso y pasión que le ponemos a los entrenos día a día.

2h50 es la marca que quiero realizar…. Un objetivo difícil de conseguir y que implica un riesgo de tener una petada importante e irme a más de 3 horas, pero a la vez pienso que tengo piernas para estar en ese tiempo. He entrenado muy bien, cumpliendo con los ritmos y distancias planificadas, sólo con 3 días de carrera a la semana ( entre 45-65km), pero también con otros 3 de bici (200-220 km) y un par de sesiones de natación (6.000 metros). También he llevado una dieta planificada enfocada a mejorar las recuperaciones y los esfuerzos.
A todo lo anterior hay que añadirle que estaré acompañado por compañeros y amigos que tienen el mi mismo objetivo.
Así que tengo los ingredientes perfectos para que todo salga bien. Aún así el éxito de cumplir el objetivo para nada está asegurado y menos en una maratón. Es lo bueno y malo del deporte, que por muy preparado que estés, queda la incógnita de que pasará el día D….aquí 1+1 muchas veces no es igual a 2

El domingo lo comprobaremos.

Suerte a todos, vamossss!!!!

PD: Prometo crónica aunque haya petada de las gordas ;)